Día Internacional del Abrazo

21 de enero. Día Internacional del Abrazo ¿te animas?

Beneficios del abrazo.

A partir del sexto segundo del abrazo sentiremos un aumento automático de los niveles de serotonina y dopamina, liberaremos oxitocina, disminuiremos los niveles de cortisol (¡que provoca sobrepeso!)… ¿estás preparad@? Estas son sólo las primeras reacciones físicas que nos provocan los abrazos. Hay muchas más.

Abrazar es sentirnos bien con nosotr@s mism@s, es sentir felicidad. Los abrazos nos alejan del miedo, nos colman de energía, sentimos apoyo y amor. Sí, claro que también hablamos de amor. Los animales, en especial los seres humanos, necesitamos recibir caricias y abrazos desde que nacemos para que no mueran nuestras neuronas. Es necesario estimularlas y el contacto físico juega un papel fundamental en este sentido.

Está demostrado científicamente que los beneficios de los abrazos son mucho más que las emociones que nos provocan, influyen directamente en nuestra salud (¡y en la de la persona abrazada!) sin importar en la edad en la que nos encontremos. ¡¡Abracémonos!! ¿te parece?

Beneficios de los abrazos.
Beneficios de los abrazos.

¿Un día internacional para abrazarse?

Sí, y se eligió el 21 de enero. Todo comenzó allá por 1986 en Michigan con la única finalidad de abrazar a amigos, familiares, vecinos o extraños; gentes de todo género, origen y condición, en cualquier momento y lugar.  Para promocionar y potenciar el regalar abrazos, porque son gratis, son beneficiosos para la salud y nos hacen felices a todos.

Nada de estrechar manos flojas, besos al aire o gestos siesos. Es un día para achucharse bien “achuchón”. Para dar y recibir calor, como muestra de afecto, amistad, respeto, comprensión, soporte… Porque algo dentro de nosotros se transforma durante el abrazo, nos invade una placentera sensación. Por ejemplo, ante situaciones de estrés, en el abrazo aparece repentinamente esa sensación de calma, de saberse acompañado y comprendido. Ese momento en el que puedes permitirte parar a disfrutar de lo que sientes justo en ese instante. ¿No te lo crees? ¡¡Pruébate!!

Sólo nos queda un consejo: asegúrate siempre de que la persona o animal destinatario de tu abrazo, te va a recibir de buen grado.

¡¡Felices abrazos a todos!!

Escríbenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *