creatividad

Claves para fomentar la creatividad dentro de tu empresa.

La innovación es el camino y la creatividad es la herramienta para crecer como empresa. Para las empresas que aspiran a perdurar y ser cada día más sólidas en un mundo tan competitivo como el que vivimos hoy en día ser creativas es mucho más que una seña de identidad. Es una obligación.

Así, hoy en día, ha quedado un poco anticuada la idea de que sólo algunos departamentos (marketing, comercial, financiero…) deben abrazar la creatividad como forma de vida. Todos los trabajadores, máxime en las empresas con una organización horizontal, pueden ser los creativos responsables de idear nuevas soluciones en todas las áreas para mejorar las relaciones, simplificar procesos, reducir costos, acelerar las comunicaciones e innovar.. Siendo así, ¿cómo hacer para impulsar la creatividad en toda tu empresa? Queremos mostrarte cuatro pasos imprescindibles para dar este salto cualitativo:

#1. Deja atrás los estereotipos.

Si eres de esas personas que opina que sólo ciertas personas son creativas estás equivocad@. Si entiendes la creatividad como una forma de vida que cualquiera puede adoptar y estimulas esa idea acompañándola con una enfoque correcto, un apoyo continuo y un contexto coherente en la oficina conseguirás empujar a todos tus empleados más allá de sus límites logrando que todos y cada uno de ellos desarrolle su propia creatividad.

No va a ocurrir de la noche a la mañana ni de una forma sencilla. La creatividad es un proceso que debe ser celebrado, abrazado, nutrido y desarrollado.

La capacidad de generar nuevas ideas, nuevas formas de hacer las cosas, nuevos productos, nuevos conceptos organizativos o una estrategia brillante son todos los resultados de la mente creativa en el trabajo y eso requiere entrenamiento, esfuerzo y práctica.

Destierra cualquier estereotipo que sugiera que la creatividad es un don de nacimiento. No lo es.

#2. Fomenta un lenguaje creativo.

Establecer un lenguaje creativo y común entre todos los integrantes de su empresa dinamizará la creatividad servirá como base para todos los progresos que después puedan darse en este aspecto.

Hay cuatro pilares básicos en los que apoyarte para fomentar este lenguaje creativo al que nos referimos:

¿Qué hacen las demás empresas?.

No. No nos referimos a fijarnos en qué hace el resto de empresas del mundo. Sólo aquellas a las que admiras. Mantente al tanto de las noticias que surgen en torno a las grandes empresas, y no tan grandes, que logran abrirse camino en nuevos mercados, esas que innovan y sacan nuevos productos a la palestra, etc…Otra forma de estar al día de las novedades es acudir a conferencias relevantes en tu sector y luego transmitir lo aprendido entre las personas de tu equipo.

Presta atención a las tendencias.

Estar al tanto de las tendencias te dará una idea de hacia dónde se dirigen tus competidores y, lo que es más importante, los consumidores y las mentes más creativas. De esta forma podrás determinar si tu empresa se está moviendo en la dirección correcta. Y es que la creatividad también se genera a través de las macro-tendencias aplicadas. Esto es, ajustando tu empresa a las necesidades que el público está manifestando hacia otros productos o hacia servicios de un sector diferente al tuyo.

Importante: las tendencias no las vas a encontrar acudiendo siempre a la misma fuente. Te recomendamos que no descartes ningún medio (blogs, redes sociales, libros, exposiciones de arte, cine, etc…) a la hora de encontrar la clave que te hará reajustar el camino en tu empresa y orientarla a la creatividad.

#3. La cultura creativa, negro sobre blanco.

Anima a todos los integrantes de tu empresa a compartir activamente lo que han aprendido y a aportar sus propias ideas. Puedes considerar crear un blog interno o una Red Social Corporativa (RSC) para tus trabajadores donde puedan compartir publicaciones, medios y enlaces originales.

También puedes crear una biblioteca de creatividades. Designa un espacio donde los libros de referencia en materia de creatividad se mantengan y compartan. Pregunta a todos por sus recomendaciones y que alguien escriba y publique una breve sinopsis.

#4. Premia el pensamiento creativo.

Recompensar a los trabajadores que mayor éxito hayan alcanzado en su camino hacia el pensamiento creativo es una genial idea. Nada tiene esto que ver con recompensar sólo a aquellos que hayan dado ideas creativas que hayan generado un valor añadido en la empresa (que también deben de ser recompensados), sino con premiar a quienes más hayan evolucionado a lo largo del proceso.

Las formas de reconocer ese esfuerzo pueden ir desde la mención en un boletín interno o en el blog corporativo hasta el regalo de entradas para eventos, plus salarial, etc…

 

Son sólo cuatro pasos y sí, es más fácil decirlo que hacerlo pero si decides emprender que todos tus trabajadores abracen la creatividad como forma de vida, tu empresa estará bien encaminada. Si tienes alguna otra clave para infundir la cultura de la creatividad en tu empresa comenta este post a través del espacio habilitado aquí abajo o través de nuestras redes sociales:  Facebook. Twitter, Google+, Instagram o LinkedIn.

Escríbenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *